Cuatro lecciones del proceso participativo de Tailandia para obtener cobertura sanitaria universal

Wed Dec 9, 2015

Por Laura Alfers y Francie Lund

En 2007, el gobierno tailandés dio un paso extraordinario, y estableció servicios sanitarios públicos gratuitos y universales financiados con impuestos generales. El programa sanitario público tailandés ha tenido impresionantes resultados, incluyendo menores tasas de mortalidad infantil, una mayor esperanza de vida y un alto nivel de apoyo público para el programa. Si bien el mejor acceso a los servicios sanitarios ciertamente ha contribuido a este apoyo público, existe otro aspecto importante que ha sido esencial para el éxito del programa: el enfoque participativo para el desarrollo y la aplicación de políticas que fue adoptado por los partidarios de la cobertura médica universal en Tailandia.

Vea un video sobre las necesidades sanitarias de las trabajadoras y trabajadores en la economía informal en todo el mundo y algunas de las soluciones que han funcionado, incluyendo la de Tailandia.

Grupos de la sociedad civil, incluyendo a organizaciones de trabajadoras y trabajadores en la economía informal, participaron intensamente en la campaña para el programa de cobertura universal y siguen estando involucrados en su aplicación y monitoreo. 

Si bien operó una particular confluencia de factores que quizás no sea reproducible en otros países –un período crítico de elecciones, una monarquía que históricamente ha estado a favor del principio de igualdad en la provisión de servicios sanitarios, una alianza fuerte de redes de base que permitió tanto unidad como diferencias entre los grupos de interés, y una legislación que promueve la participación del sector público en la toma de decisiones– existen algunas lecciones importantes que se pueden extraer tanto para los formuladores de políticas como para las organizaciones de trabajadores en la economía informal.

1. El poder de alianzas entre múltiples actores

Para las organizaciones de trabajadores en la economía informal, el caso tailandés muestra la importancia del desarrollo de redes y la colaboración con otros grupos de interés que operan dentro de una esfera pública más amplia. Es poco probable que HomeNet Tailandia, la cual representó a los trabajadores en la economía informal en el proceso, hubiera podido reunir suficientes firmas por sí sola para presentar una iniciativa legislativa popular o que hubiera sido suficientemente fuerte para negociar los logros obtenidos en la representación de la sociedad civil dentro de las estructuras del programa. La dirección de HomeNet Tailandia dijo que su participación en el proceso de la reforma sanitaria fortaleció su organización considerablemente. Aprendieron sobre el derecho a participar y, más importante aún, sobre lo que era necesario para participar de manera eficiente en la formulación de políticas.

2. La importancia de mantener una agenda de los trabajadores dentro de una alianza de grupos de interés más amplia

Si bien las alianzas más amplias entre la sociedad civil son sin duda importantes con vistas a asegurar un amplio apoyo para las reformas políticas, también es importante que las organizaciones de trabajadores en la economía informal mantengan su espacio para formular sus propias posiciones políticas que expresen las necesidades de los trabajadores. En un principio HomeNet Tailandia concentró sus esfuerzos en la red ciudadana más amplia que tenía como meta común establecer la cobertura universal; ahora ha reorientado sus esfuerzos hacia la salud ocupacional. Esto es un importante paso que le ha permitido a la organización diferenciar los intereses de su red principal y al mismo tiempo seguir siendo parte integral de un movimiento más amplio.

3. El significado de la participación

Aunque la literatura académica recalca que la participación de la sociedad civil en los procesos participativos debe ser temprana para que sea eficiente, en la práctica la participación a menudo es percibida como un complemento y no como un elemento central del proceso de formulación de políticas (King et al. 1998). El caso tailandés demuestra la importancia de involucrar a los destinatarios en la formulación de políticas desde el principio. Se crearon espacios que permitieron a las organizaciones de base hacerse escuchar desde la etapa de conceptualización. El resultado es un programa que integra la participación en su estructura central y que por consiguiente cuenta con un alto grado de apoyo público. Con razón, los tailandeses sienten un sentido de propiedad sobre el programa.

4. La importancia de la participación continúa de la sociedad civil en los programas nacionales

Un último punto que hay que enfatizar es la importancia de la inclusión de la sociedad civil en la aplicación y el monitoreo de los programas en lugar de terminar la participación pública después del proceso inicial de desarrollo de las políticas. El plan de cobertura universal de Tailandia permite la participación pública en sus estructuras de gobierno. La participación continua de la red de la sociedad civil en los procesos centrales de toma de decisiones del programa, especialmente en la implementación y el monitoreo, les ha permitido a estas organizaciones obtener más conocimientos sobre los retos de operar dicho programa. También les ha brindado la oportunidad de cuestionar permanentemente a los administradores de la cobertura universal para asegurar que el programa se desarrolle de manera que beneficie a aquellos para los que está diseñado. Mantener este sistema no solamente requiere un compromiso de los formuladores de políticas, sino también un compromiso de los grupos de la sociedad civil involucrados.

Este artículo es un extracto de “Participatory Policy Making: Lessons from Thailand’s Universal Coverage Scheme,” por Laura Alfers y Francie Lund. Lea aquí la nota política completa (en inglés).

Referencias

King, C.S., K.M. Feltey y B. O’Neill. 1998. “The Question of Participation: Toward Authentic Public Participation in Public Administration.” Public Administration Review, Vol. 58, No. 4, pp. 317-326.

 

Para hacer constar nuestra preocupación por el potencial ocultamiento de la desigualdad de sexos que se presenta a nivel discursivo, y de realizar textos cuyos contenidos sean accesibles para toda nuestras audiencias, en nuestras publicaciones haremos un desdoblamiento de los sustantivos al principio para denotar que nos referimos tanto a hombres como mujeres, y a partir de entonces, de no existir alternativas, seguiremos las reglas gramaticales del español y recurriremos al uso de genéricos masculinos en el plural.