Trabajo y desarrollo humano: Entrevista con Nohra Padilla sobre la experiencia de los recicladores en Bogotá

Fri Dec 18, 2015

Foto: Juan Arredondo/Getty Images Reportage

 El Informe sobre Desarrollo Humano 2015, la publicación insignia del Programa de Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD) y cuya versión en español será publicada en febrero, analiza la relación entre el trabajo y el desarrollo humano. El informe argumenta que el trabajo puede actuar como un catalizador de desarrollo humano, entre otras cosas, porque le permite a la gente ganar sus medios de sustento; constituye una forma de participación en la sociedad; y provee seguridad y un sentido de dignidad. La relación, no obstante, puede actuar en sentido contrario si el trabajo es peligroso; si no es acompañado de medidas de seguridad; si los derechos laborales no son respetados; o si no hay protección social. En la ausencia de políticas adecuadas, la desigualdad en oportunidades y en los ingresos de los trabajadores que prevalece puede llevar a una división social y perpetuar las inequidades en el mundo.

La lucha de tres décadas de los recicladores en Bogotá es un buen ejemplo tanto de los riesgos que estos trabajadores enfrentan en la ausencia de legislación adecuada y reconocimiento, así como de la forma en la que el reconocimiento de sus derechos, incluido el derecho al trabajo, puede llevar a cambios fundamentales en las vidas de los recicladores.

"Al generar nuestro propio trabajo dejamos de ser una carga para el Estado y también ayudamos a construir cadenas de valor que tienen impactos sociales, ambientales y económicos."

El blog de WIEGO conversó con Nohra Padilla, Directora de la Asociación de Recicladores de Bogotá (ARB), sobre el trabajo que su organización ha llevado a cabo para obtener reconocimiento y para la defensa de los derechos de los recicladores en Bogotá, así como del impacto de lo que han logrado.

 

Una parte importante de su lucha por el reconocimiento se ha articulado alrededor del derecho al trabajo. ¿Por qué era importante hacerlo de esa manera?

NP: La lucha se articuló en torno al derecho al trabajo precisamente porque [el reciclaje] es una ocupación que genera una serie de actividades y tareas que permiten que los materiales reciclables alimenten la cadena de valor y la subsistencia de miles de familias. La única manera de obtener su sustento es trabajando.

Lea más acerca de la lucha de los recicladores en Colombia.

Al generar nuestro propio trabajo dejamos de ser una carga para el Estado y también ayudamos a construir cadenas de valor que tienen impactos sociales, ambientales y económicos. Nos hemos convertido en gestores de los procesos del reciclaje. Nosotros creamos beneficios que no habían sido reconocidos anteriormente.

Vea en este video algunos de los beneficios que los recicladores aportan a la sociedad.

Nuestra ocupación genera muchas actividades económicas, y por consiguiente, cae dentro del esquema de instrumentos legales que protegen el derecho al trabajo y el derecho a la subsistencia. Nosotros hemos estructurado nuestra lucha en defensa de nuestros derechos usando los instrumentos legales y constitucionales que existen en Colombia, los cuales están también apoyados en muchos acuerdos internacionales. Por ejemplo, Colombia es firmante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Durante la última década la OIT ha estado reforzando los instrumentos para el trabajo digno y decente; no el empleo.

¿Cuáles son los principales logros de los recicladores en Bogotá en la defensa del trabajo que se han obtenido a través del trabajo de la ARB?

NP: Al principio, lo que pretendíamos era poder trabajar, permanecer en el oficio, incluso si teníamos bajos ingresos y condiciones laborales indignas. Ahora, los recicladores en Bogotá han logrado conservar la ocupación que han tenido generación tras generación, y también obtener un reconocimiento económico por las toneladas de materiales que recolectamos esculcando en las canecas de basura, por transportarlos, y por hacerlos accesibles mediante un sistema de aprovechamiento.

Para mayor información sobre este sistema, mire este video.

Creo que la ARB, junto con la Asociación Nacional de Recicladores (ANR) lograron hacer una diferencia porque siempre tuvimos claro que teníamos que tener una respuesta gremial, que no podíamos negociar cosas que solo beneficiarían a unas cuantas personas. Nosotros teníamos que negociar para el beneficio general de todos los recicladores y, si se podía [de otros actores] de la cadena de valor.

¿Qué lección hay aquí para el desarrollo humano?

NP: Los recicladores ahora están conscientes que su trabajo se está volviendo importante. Saben que por su trabajo les están pagando  plata además de lo que pueden obtener por la venta de los materiales que recuperaron. Han empezado a entender su papel dentro del sistema, y han empezado a valorar su trabajo.

Intervención de Nohra Padilla en un evento paralelo a la COP21 organizado por la Embajada de Brasil.

NP: Seguimos enfrentando el riesgo de ser desplazados de nuestro trabajo. Otros actores quieren usurpar los derechos de los recicladores para quedarse con las rentas que produce la venta del material y el pago por el servicio público. La desarticulación de las organizaciones de recicladores es otro riesgo, porque estas representan la lucha y la defensa de estos derechos. Y el riesgo de subestimar el aporte que tiene el oficio de los recicladores en la recolección de miles de toneladas de material.